Crisis Hídrica: Equipamiento Urbano y Protección de Humedales. Por Francesca Vives Figueroa, arquitecta, docente UCEN Región Coquimbo

¿Cómo enfrentan actualmente los municipios locales de la Región de Coquimbo la falta de agua, el equipamiento y la protección de los humedales en la zona? y ¿Cuáles son las propuestas vigentes que tienen sus autoridades?

Hasta el momento sabemos que la escasez hídrica, es un tema en materia de urbanismo presente en la región, en la macrozona norte y en general en el país. Sin embargo, al recorrer las diferentes comunas nos encontramos con la presencia de un sistema de riego tradicional, el cual es llevado a cabo por parte de los jardineros y da cuenta del desperdicio de agua en los espacios verdes urbanos. Las “zonas de pasto”, como se les conoce popularmente, consumen un alto nivel de recurso, y este mecanismo podría ser reemplazado por propuestas alternativas, como por ejemplo lo que han hecho en algunos municipios de Santiago que han optado por el retiro del pasto y han priorizado la elección de jardines sostenibles, secos y de vegetación nativa. A su vez existe la alternativa de preferir las cactáceas, las cuales tienen un bajo consumo hídrico.

Repensar las áreas verdes, es el primer paso para comenzar a construir un ambiente que permita disfrutar de los espacios que ofrece la ciudad. Para esto es necesario favorecer la intervención del gobierno para llevar a cabo distintas iniciativas como lo es, la de desalinizar, reutilizar las aguas de lluvia y grises, entre otras. A su vez es necesario iniciar un control riguroso de las llaves que se ven abiertas a lo largo del casco urbano, incluso fuera del horario permitido.

Siguiendo en línea con lo anterior, a su vez se evidencia una falta de equipamiento urbano para mejorar las condiciones de residentes y turistas. Los baños públicos desincentivas los recorridos y paseos, que se observa principalmente en los baños públicos, los cuales desincentivan paseos y recorridos, ya que no están aptos para su uso y como consecuencia las personas optan por acceder a los centros comerciales o restaurantes para cubrir esta necesidad. Ese es un punto fundamental que debieran abordar las entidades públicas para avanzar en una mejor calidad de vida.

Con respecto a las ventajas de hacer foco en los equipamientos urbanos encontramos el aumento de puestos de trabajos relacionado a estas áreas y el aumento de las oportunidades de dignificar la ciudad mediante infinitas posibilidades arquitectónicas – programáticas que permitan bajar el consumo hídrico en las áreas verdes y aprovechar estos espacios con gimnasios al aire libre, puntos limpios y/o zonas de adiestramiento canino. A modo de ejemplo, podrían implementarse las siguientes combinaciones:

Áreas verdes + baños públicos + puntos limpios

Áreas verdes + baños públicos + gimnasios al aire libre

Áreas verdes + baños públicos + zonas de adiestramiento canino

Por último y alineado con la protección de humedales, es necesario preguntarnos ¿Qué proyectos existen, que permitan poner en valor estas áreas verdes naturales? La idea es que los ciudadanos y ciudadanas, podamos recorrer estos espacios naturales, ricos en flora y fauna, a través de propuestas que nos inviten a adentrarnos en la naturaleza, generando corredores entre las áreas verdes urbanas y las áreas verdes naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *