Columna de Opinión: Consejo Regional de Colegio de Periodistas de Atacama

La creación de la “Aurora de Chile”, por parte del fray Camilo Henríquez en febrero de 1812, marcó el camino para lo que sería la prensa nacional y quizás, sin saberlo, inició la que, con el tiempo, se convirtió en una de las herramientas más valoradas por la ciudadanía al momento de la búsqueda de transparencia y veracidad en la entrega de información.
No olvidando el origen, y mirando con seriedad la labor que tenemos hacia el futuro, más aún en tiempos en que las noticias tienen impacto directo e inmediato en las distintas audiencias, en este Día Nacional de la Prensa, como directiva del Consejo Regional Atacama del Colegio de Periodistas, queremos enviar un cordial saludo a todos los colegiados y colegiadas que se desempeñan en la región, a todos los colegas, a comunicadores y comunicadoras y a los medios de comunicación. A todas y todos destacamos su entrega en el último año, en que nuestro mundo cambió y hubo que adoptar una nueva forma de vivir ante los alcances de tan dañina pandemia. Periodo en que los medios regionales han cumplido un rol fundamental en la tarea de entregar información a la comunidad, en muchas ocasiones incluso, no logrando acceder de manera abierta y expedita a las fuentes directas de información, luchando con ese afán de algunos de “guardar” datos para que la gente no sepa.
Frente a esta fecha tan relevante no podemos dejar de motivar a quienes integran la prensa regional, a cumplir siempre con una labor seria, responsable y ética. Contrastando antecedentes, recurriendo a fuentes directas y oficiales, agotando en cada información las acciones destinadas a reunir todos los antecedentes posibles, para así cumplir con el principal objetivo de la comunicación. Ello permitirá a la comunidad hacerse una idea propia, de acuerdo a su experiencia, de los hechos expuestos y no la posición que pudiera tener o intentar implantar una nota de prensa expuesta con sesgo o lejana a los requisitos que como gremio consideramos debe contener una información.
La historia de la prensa en Atacama es amplia y de una calidad reconocida a nivel nacional, en que grandes exponentes fueron pavimentando el camino que hoy conocemos. “El Copiapino” fundado por José Joaquín Vallejo por allá en 1845 o “El Atacama” dirigido por Valentín Letelier desde 1874, son una muestra del legado que debemos mantener y por el cual todos quienes nos desempeñamos en esta área de las ciencias sociales, tenemos la responsabilidad de colaborar, para que la prensa siga siendo lo que representa hoy en día: un pilar fundamental de la sociedad actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: